Los 5 errores típicos de toda Pyme.

Una pequeña o mediana empresa no es fácil de llevarla, al igual que las grandes y las multinacionales. La administración, el control, el planeamiento y, sobre todo, el financiamiento son pilares fundamentales a la hora de manejar por buen camino la organización.

El emprendedor, o empresario, sigue pautas o reglas típicas que ha aprendido durante su carrera universitaria y/o profesional. Pero la verdad es, estas reglas como: el proceso de planeación, las 4 p, etc., no se adaptan tal cual a la realidad, por eso la empresa se ve muchas veces en apuros por falta de capital o, más importante, clientes. El cliente es el corazón de toda organización.

Las clases sobre administración de la empresa y marketing tradicional en la universidad, más el observar con atención el día a día en cualquier empresa que me encuentro, me llevó a analizar la situación y encontré 5 errores típicos que toda Pyme o Micropyme comete.

Ellas son:

1. Créditos bancarios.

“Necesitamos ayuda del Banco para poder iniciar nuestra empresa” ERROR.

La verdad es que NO se necesita ese compromiso para empezar, al contrario, deben buscarse futuros inversores que apoyen tu proyecto para trabajar en equipo.

2. Deben ser 2 accionistas.

“Necesito un segundo socio para comenzar mi empresa” ERROR.

Lo ideal es que sean +3 con talentos distintos al tuyo. Una mayor parte de acciones para el socio creador, y las demás repartidas equitativamente. ¿Por qué? Porque esto disminuye el riesgo de futuras rencillas entre socios que sean del mismo rubro, al estar constituido por +3 personas con profesiones (o talentos) diferentes hace que no exista competencia entre todos. Al ser cada uno diferente, aportan ideas nuevas a la organización.

3. Primero mi producto después el cliente.

“¡Tengo esta genial idea para mi empresa!” ERROR.

El primer paso es observar con atención el mercado, los clientes, ¿qué hace falta? ¿qué necesitan? ¿qué producto/servicio está fallando en contra de ellos? ¿puedo yo encontrar una solución para eso? Si tienes una respuesta a esas preguntas entonces puedes empezar a crear TU empresa.

4. Más productos, más cliente, más ganancias.

“Debemos agrandar la gama de productos para obtener más ganancias” ERROR.

Debes enfocarte en mantener la satisfacción de tu cliente, ya sea mejorando la calidad, el servicio, el producto, etc. Recuerda que primero están ellos y después tu empresa.

5. Mi capital humano es el motor de mi empresa.

“Los empleados son los más importantes de mi empresa, sin ellos no funciona nada”. ERROR

La verdad es: tu cliente es el motor de tu empresa.
Por tanto, una vez que comienzas las actividades comerciales debes hacer entender a todo tu personal el “customer profit” o, el beneficio al cliente, aquello que el cliente gana con tu producto/servicio, con eso comprenderán quién es el que realmente paga su salario.
Muchos creen que lo hace el jefe, este jefe en realidad delega las actividades y funciones dentro de la empresa, porque, en realidad, es el cliente quien da de comer y de vivir a la organización junto con sus funcionarios.

Curioso, ¿verdad? Apuesto a que más de uno cayó en alguno de estos errores creyendo que hacía lo correcto. Te animo a corregir estos puntos y ponerlos en práctica, verás que los resultados vendrán en un tiempo récord.

¡Hasta pronto!